Salvador Barro Pérez y Juan Pedrayes Obaya, Arquitectos 

Llagares

LLAGAR CASTAÑON

 

Llagar de sidra natural en la Bonagua, Quintueles

UN LLAGAR EN EL STRIP

Según pasa el tiempo resulta cada vez más necesario densificar las autopistas, urbanizándolas e integrando en ellas usos singulares, de tal forma que pasen de ser elementos urbanos marginales a convertirse en strips, es decir autopistas urbanas a la manera de las ciudades americanas, donde se combinan velocidad, escala e imagen metropolitana. Este es uno de los retos que debe ser asumido inmediatamente en la proyectación de la conurbación del área central astur MESTRES).

La instalación de un Llagar de sidra natural en el nudo de La Bonagua, supone un paso más en la modernización de este sector económico, vinculando su emplazamiento a las autovías y a la nueva movilidad, pues contribuye significativamente al desarrollo de un nuevo escenario metaurbano de la conurbación de MESTRES.

La planta generadora del edificio tiene un esquema en espiral, cuyo centro es un pequeño espacio singular donde se sitúa un antiguo llagar de sobigañu.

Funcionalmente, la construcción se divide en dos zonas:

- Atrio, bodega de madera, tienda y oficinas.
- Bodega de depósitos de acero inoxidable, prensas, lavado y embotellado.

La diferencia de niveles con el terreno en la zona de la bodega de madera genera un sótano. La superficie total construida es de 3.009,23 m².

El juego compositivo une lo tradicional con la modernidad. Los materiales se combinan: cubiertas de madera laminada y de acero estirado en frío, silos de acero inoxidable y los toneles, encantelados, en madera de castaño. Las milanas, hastiales del antiguo llagar, sirvieron como volumen generador de la nueva bodega madera, cuya seriación multiplicada define el frontis de la zona pública, a la vez que evoca la antigua instalación. Se crea así un juego de espacios interiores adosados, cuyas cubiertas en madera laminada transmiten las sensaciones primordiales de estos espacios arcanos: silencio, oscuridad, madera, quietud, frío...